¡Nos hemos movido!

Anuncis

A qué jugar en Steam

Random Game captura

Admítelo. Vienen las rebajas de Steam y vas a comprar un juego tirado de precio ¡y ves que ya lo tienes! Ni te acordabas.

Meses después abres la biblioteca y no sabes qué ponerte. Hay tanto que cuesta elegir. De hecho no sabes ni cuántos juegos tienes. Por eso, amigos, he venido a sacaros las castañas del fuego con un programa que te muestra los juegos que tienes y… ¡elige uno al azar! Así jamás tendrás que volver a pensar. Nunca.

Continua llegint

¿Recordáis todos los problemas que comenté para instalar Linux? Pues ya tengo Ubuntu instalado en el sobremesa.

Eliminar Adware Lollipop

Lo cierto es que me ha entrado cierto aire de superioridad cuando me han dicho:

Creo que tengo un virus, me sale publicidad y el ordenador parece que vaya a explotar.

También me había dicho que no ha podido desinstalarlo. Tras googlear un poco he visto que, efectivamente, era adware, y que según decían era complicado de desinstalar.

Como el avast! no lo reconoce como malware, y no tenía ganas de ponerme a instalar programas adicionales en ordenadores ajenos… he decidido actuar manualmente. Así que ahí va la solución:

  1. Entramos a la línea de comandos cmd.exe y ejecutamos “msconfig“.
  2. Vamos a inicio y buscamos el programa Lollipop. Lo desactivamos.
  3. Justo en esa fila aparece la ubicación del archivo. La abrimos con el explorador de Windows. Si lleva a una carpeta con un enlace, le damos a Propiedades, y buscamos la ubicación del archivo original. Y, ahora si, la abrimos con el explorador de Windows.
  4. Abirmos el Administrador de tareas (Ctrl+Alt+Supr), vamos a la pestaña de Procesos y buscamos Lollipop.exe. Le damos a finalizar tarea.
  5. Seleccionamos la carpeta donde se halla Lollipop y la eliminamos pulsando Shift + Supr, así la borramos definitivamente.
  6. Para asegurarnos (por si acaso), vamos a Agregar y quitar características de Windows, y desinstalamos la aplicación. Nos dirá que no existe, pero nos dejará quitarla de la lista de programas
  7. Fin.

En un principio ya no debería quedar rastro del malware, y los anuncios deberían de dejar de aparecer. Nada más que añadir, sólo que acepto regalos y donaciones.

Reflexiones nocturnas.

calendariasdasda

  • Lo que hago día a día, me gusta.
  • Hay muchas cosas que me gustaría hacer, y no hago.
  • Hay muchas cosas que debería hacer, y no hago.

No encuentro solución alguna que no sea expandiendo el tiempo.

El problema no es de priorizar actividades y descartar las que no quepan temporalmente. Bueno, quizás si. ¿Pero qué criterio uso? Ninguno me convence. Ni el criterio “Lo que se supone que debo hacer“, ni “lo que me apetece hacer“, ni el que hago.

En verdad el que hago me va funcionando. Más o menos. Pero me sigue faltando tiempo. Mucho.

Igual he planteado mal el problema. Igual no es una solución temporal, sino intelectual. Igual la mediocridad es la solución. Que me la sude todo. Así sólo hago lo que quiero hacer. Y ni eso. Lo que me resulte más sencillo. Ley del mínimo esfuerzo.

O quizás otro tipo de mediocridad. “Aprendiz de todo, maestro de nada“.

  • Quiero jugar al CoD. Pero poco. Nunca seré bueno.
  • Quiero sacarme la carrera. Pero estudio poco. No sacaré buenas notas.
  • Quiero leer. Pero no demasiado, que me absorbería.
  • Quiero salir. Pero no demasiado.
  • Etc, etc, #etc

Me voy a estudiar #ETC. Pero no mucho.

Cómo programar más de 200 líneas de código y no morir en el intento

código

Decídmelo, porque yo no sé. Caos. Me cuesta encontrar las cosas. Me pierdo entre líneas. Me parece una locura.

La universidad, de otro modo.

2013-02-21 16.49.25

Veo en twitter y en noticias proyectos, y sinceramente, me dan envidia. Me dan envidia, envidia sana. Lo miro con ojitos de ternero degollado y pienso: “Ojalá supiese hacer yo eso”, o “yo quiero hacer eso”.

Voy a clase y las clases se hacen aburridas. Veo materia interesante, que me podría ser útil. Y me aburre.

Entonces llego a casa y, en algún rato libre me dedico a hacer algo por mi propia cuenta. Escribir en un blog, aprender a programar en Android, aprender C++… lo que sea. Parece que todo lo útil es aquello que no das en la universidad. Es entonces cuando me viene a la cabeza una universidad distinta, planteada de otro modo. Basada en proyectos.

Imagino la universidad sin aulas. La imagino sin clases magistrales. Imagino ir a la universidad con la ilusión con la que vuelvo a casa para realizar cambios en mi última aplicación. Imagino a cada alumno con un proyecto en mente, y con la universidad como medio para lograrlo. Me imagino aprendiendo ensamblador con ilusión porque lo voy a necesitar para el driver de un periférico que quiero hacer. Me imagino aprendiendo concurrencia y sistemas paralelos porque quiero hacerme un clúster de Raspberrys. Me imagino en el laboratorio toqueteando el voltímetro para un proyecto con Arduino.

Me imagino aprendiendo. Puede que no sea viable, pero sería bonito. El estudio ha de ser un medio, no un fin en sí mismo.

¡Mira mamá, estoy en la Play Store!

Google Play nRikee