Reflexiones nocturnas.

calendariasdasda

  • Lo que hago día a día, me gusta.
  • Hay muchas cosas que me gustaría hacer, y no hago.
  • Hay muchas cosas que debería hacer, y no hago.

No encuentro solución alguna que no sea expandiendo el tiempo.

El problema no es de priorizar actividades y descartar las que no quepan temporalmente. Bueno, quizás si. ¿Pero qué criterio uso? Ninguno me convence. Ni el criterio “Lo que se supone que debo hacer“, ni “lo que me apetece hacer“, ni el que hago.

En verdad el que hago me va funcionando. Más o menos. Pero me sigue faltando tiempo. Mucho.

Igual he planteado mal el problema. Igual no es una solución temporal, sino intelectual. Igual la mediocridad es la solución. Que me la sude todo. Así sólo hago lo que quiero hacer. Y ni eso. Lo que me resulte más sencillo. Ley del mínimo esfuerzo.

O quizás otro tipo de mediocridad. “Aprendiz de todo, maestro de nada“.

  • Quiero jugar al CoD. Pero poco. Nunca seré bueno.
  • Quiero sacarme la carrera. Pero estudio poco. No sacaré buenas notas.
  • Quiero leer. Pero no demasiado, que me absorbería.
  • Quiero salir. Pero no demasiado.
  • Etc, etc, #etc

Me voy a estudiar #ETC. Pero no mucho.